miércoles, 27 de febrero de 2019

VII ENCUENTRO DE AETEN.


Los días 30, 31 de mayo y 1 de junio de 2019 se celebrará en Palma de Mallorca el VII Encuentro de la Asociación Española de Terapia Narrativa (AETEN).
Más información en: www.aeten.es.
 

viernes, 22 de febrero de 2019

Curso sobre "Herramientas de la Terapia Narrativa en el ámbito de la protección a la infancia".



Hoy terminamos en la Escuela de Administración Pública de Mérida la tercera edición de nuestro curso "Herramientas de la Terapia Narrativa en el ámbito de la protección a la infancia"
Durante 5 días hemos podido reflexionar con un grupo estupendo de Educadoras sociales de IES, Técnicas de servicios de protección, Psicólogos y Técnicas de Educación Infantil sobre cómo enriquecer las historias de las personas con las que trabajamos en nuestro día a día en los centros. ¡Esperamos repetir!

martes, 15 de enero de 2019

Una lectura muy recomendable.


Ayer por la tarde recibí en casa la última obra de Mark Beyebach y Margarita Herrero de Vega: "Intervención escolar centrada en soluciones" (Herder, 2018). Ofrece una propuesta de trabajo alternativa a la intervención centrada en los problemas, tan arraigada dentro de nuestros centros educativos entre los/as profesionales de la educación. El libro, que presenta un planteamiento eminentemente sistémico, también entronca con planteamientos presentes en Terapia Narrativa, tales como la exploración de historias alternativas al problema. Una lectura totalmente recomendable para docentes en general, y sobre todo para aquellos/as que trabajan en servicios de apoyo (Orientadores/as, PTSC, Educadores/as sociales).

sábado, 19 de mayo de 2018

La creación y re-creación de historias en resolución de conflictos.

Dentro del Programa de Mediación Escolar que desarrollamos en el CEIP "Gabriel y Galán" de Cáceres, estamos contando en las últimas semanas con la colaboración de unos "ayudantes" muy especiales y muy familiares para los niños/as que vienen a trabajar con nosotros al Programa.


La idea surgió al considerar que podría ser muy productivo de cara a la reflexión conjunta con los niños/as acerca de los conflictos con compañeros en los que se ven envueltos con cierta frecuencia en el colegio. Esta metodología permite al niño un acercamiento más relajado a la situación de conflicto, al tener que representarla por medio de estas figuras conocidas por ellos, y a las que ellos mismos identifican con cada uno de los compañeros presentes en las situaciones que describen.

La utilización de esta metodología está aportando al proceso de análisis y resolución de conflictos:
  • Una menor resistencia por parte del niño/a a tratar el problema del conflicto, ya que se utiliza para ello un material lúdico. 
  • Una descripción de la situación problemática más rica, ya que nos permite reflexionar con el niño mediante cuestiones como:    
    - ¿A quién has querido representar con esta figura?
    - ¿Cuáles eran sus intenciones?
    - ¿Qué hizo? ¿Cómo se sintió?
    Etc.
  • El hecho de que el niño/a tenga oportunidad de tomar distancia con la situación, nos permite reflexionar con él acerca de la presencia de los alumnos espectadores a menudo presentes en las situaciones de conflicto que se dan en el colegio. Ejemplo: Cuando Pedro (figura) insulta a Manuel (figura), ¿qué hacen los niños (figuras)que están mirando? ¿Qué esperan los niños que haga Manuel? ¿Y qué esperan que haga Pedro?
  • Una vez que se comienza a desarrollar la historia del conflicto, trabajamos sobre la posibilidad de que se produjeran otros desenlaces inesperados de la historia inicial del conflicto, es decir, comenzamos a desarrollar con el niño/a otras historias alternativas a la historia inicial que les ha llevado al Programa. En este punto, utilizamos mucho cuestiones para la reflexión como: ¿Qué hubiera pasado si Manuel (figura), en lugar de haber golpeado a Pedro (figura), se hubiera dado la vuelta (moviendo la figura)? ¿Cómo hubiera reaccionado Pedro? ¿Qué crees que habría hecho? ¿Qué habrían hecho los otros niños que estaban mirando?

viernes, 3 de noviembre de 2017

"Es un sentimiento que nos controla mucho, pero hay que ganarla".


De esta forma describía a la rabia una de las alumnas participantes en el Programa de Mediación Escolar que estamos llevando a cabo en el CEIP "Cervantes" de Cáceres.
Partiendo de una situación de conflicto entre dos alumnos de 6º de Educación Primaria, llegamos, con la ayuda de dos de los Mediadores escolares con los que cuenta el colegio, a la conclusión de que la resolución violenta del conflicto entre ellos había estado sustentada en un sentimiento al que ellos llaman "rabia".
En el transcurso del proceso de mediación, una estrategia que empleamos frecuentemente es pedir a los alumnos que traten de dibujar cómo perciben ellos/as a ese sentimiento que les ha llevado a resolver el problema con su compañero de esa forma. Lo que perseguimos con esta maniobra es, precisamente, externalizar esa emoción (en un post anterior ya explicamos en qué consiste la maniobra de externalización), con la finalidad de poder manejarla como algo externo al niño y sobre lo que él pueda actuar.
Las formas en que este pequeño grupo de niños (los dos mediadores y los dos alumnos protagonistas de la mediación) representa a la "rabia" son muy variadas: "Es un pequeño grano que me controla el cuerpo", "Se te cruzan los cables y se abre una gran bomba por el cuerpo"

Cada uno/a de ellos describe en qué momentos aparece la rabia cuando están en el colegio: cuando un compañero me insulta, cuando me empujan, cuando algo no me sale como yo quiero...
Seguidamente, pasamos a explorar con ellos los efectos que la rabia provoca en las relaciones con sus compañeros, cómo la rabia actúa y en qué situaciones, y cómo la rabia les lleva a tener reacciones a veces violentas con ellos. Una vez que se ha reflexionado sobre estos efectos, se les lanza la siguiente pregunta:

¿Os parece justo lo que la rabia está haciendo?

Ante la respuesta negativa de todos ellos, el siguiente paso es la toma de posición por su parte con respecto a la rabia: 

¿Qué se os ocurre que podríamos hacer para pararle los pies a la rabia?
¿Queremos controlar a la rabia, o vamos a dejar que la rabia nos controle a nosotros?

Es en este momento cuando empiezan a surgir diferentes alternativas, propuestas por ellos mismos, sobre cómo actuar en aquellos momentos en los que la rabia aparece. Lo interesante de esta fase de la externalización es que las propuestas parten de ellos mismos y no del adulto, como suele realizarse en otros modelos más directivos: "contar hasta diez", "juntar las manos y respirar profundo", "parar un momento"...
Por último, se les emplaza a una hipotética situación futura en la que la rabia aparezca, y se les plantea: 

¿Qué va a ser diferente la próxima vez que la rabia quiera meterte en problemas?


 


miércoles, 27 de septiembre de 2017

"Tiramos los motes a la papelera": externalización en mediación escolar.


Hacemos una bola con los motes... Foto: Javier Pérez Jiménez.
La externalización es una técnica utilizada dentro del marco de las Prácticas Narrativas, y que consiste en observar los problemas como entidades externas a las personas, en lugar de considerarlos como algo intrínseco a ellas; se intenta, mediante la maniobra de externalización, separar a la persona de los problemas que la atormentan, con el fin de hacerlos más manejables. Del mismo modo, esta visión diferente, basada en la idea de que "el problema es el problema, y la persona es la persona", nos permite ayudar a ésta a explorar junto a ella aquellas capacidades, habilidades, destrezas, que puede poner en práctica para aliviar la influencia del problema sobre su vida (White, 1993).  

Por lo tanto, podríamos hablar de la externalización no sólo como una técnica, sino como una forma de observar las situaciones problemáticas que nos encontramos en diferentes contextos; uno de ellos es el contexto escolar.

En el CEIP "Gabriel y Galán" de Cáceres continuamos con nuestro Programa de Mediación Escolar. Gracias a nuestro Equipo de Mediadoras siempre dispuestas a colaborar, esta semana hemos podido celebrar una nueva sesión de mediación con una pareja de alumnas de 5º de Educación Primaria.

En este caso, nos encontramos con un nuevo caso derivado a nuestro Programa, en el que dos compañeras de clase han protagonizado un conflicto que ha derivado en una serie de agresiones verbales (insultos, algunos de ellos de alto grado).

Al comenzar la sesión de mediación, nuestras Mediadoras realizan una importante labor de escucha activa, en la que vamos analizando la circularidad de las secuencias comunicativas entre las dos personas que se han visto envueltas en el conflicto. Tratamos de reflexionar con ellas acerca del efecto que los mensajes de la otra persona tienen sobre nosotros, y cómo a su vez, estos mensajes provocan una respuesta por nuestra parte. También tratamos de detenernos en analizar con ellos acerca de qué ha podido llevar a su compañero/a comportarse así, es decir, su intencionalidad.  
Analizamos las narrativas que cada uno de ellos/as trae elaboradas a la sesión de mediación, narrativas en las que, en la mayor parte de los casos, la otra persona aparece como causante y responsable del conflicto.

La escucha activa es una parte fundamental dentro de la labor de nuestras mediadoras. Foto: Javier Pérez Jiménez.

Observamos que el desencadenante del conflicto ha sido la utilización de un mote, con la intención de gastar una broma, por parte de uno de las alumnos hacia el otro. Llegados a este punto, comenzamos una reflexión junto a ellos en torno a los efectos de la utilización de los motes por su parte: cómo están influyendo los motes en la relación entre los compañeros/as de la clase. En este sentido, les planteamos preguntas como:
¿Los motes están causando problemas en la clase? 
¿Cómo influyen los motes en la relación con tus compañeros/as? ¿Los motes están haciendo que discutas con ellos?
¿Cómo te sientes cuando te ponen un mote? ¿Qué imagen tienes de ti mismo/a cuando tienes el mote?
¿Cómo crees que se siente un compañero/a cuando le llamamos por su mote?

Una vez planteadas esta primera pequeña batería de cuestiones, pasamos a valorar junto a ellos la situación: 
¿Te parece justo o bueno lo que los motes están haciendo en tus relaciones con tus compañeros?

Ante la respuesta negativa de ambos, y una vez que hemos explorado cómo influye el problema (LOS MOTES) sobre sus relaciones entre compañeros, pasamos explorar ahora qué pueden hacer ellos para manejar, eliminar, etc. los motes. En este sentido, una de las mediadoras plantea la siguiente pregunta:

¿Y TÚ QUÉ PUEDES HACER CONTRA LOS MOTES?

A lo que una de los dos alumnas contesta:

"Pues no sé... tirarlos a la basura".

Le propusimos a una de las niñas escribir todos los motes que había en la clase en una hoja de papel, que posteriormente arrojó a la papelera. Después reflexionamos con ellas sobre el significado que ese gesto tenía para ellas y cómo influiría en su conducta en el colegio a partir de ese momento: ¿qué va ser diferente a partir de ahora?


LA FAMILIA "NORMAL".